logo kopfgrafik links adresse mitte kopfgrafik rechts
   

FÖRDERGEBER

Bundeskanzleramt

Wien Kultur

PARTNER/INNEN

Netzwerk Literaturhaeuser

mitSprache

arte Kulturpartner

Incentives

Bindewerk

kopfgrafik mitte

Nadine Kegele: Und essen werden wir die Katze.

de     en     fr     es     tr

Y nos comeremos al gato.
Viena: Kremayr & Scheriau, 2018.

Reseña

Fragmento: Siria ama en secreto a Polonia

Estamos leyendo en un libro. Leemos sobre los momentos amarillos del pequeño Pipibert. Compartimos nuestros propios secretos amarillos. Armenia dice: Una noche, mi hermano se confundió el inodoro con la mesa de luz. El hermano de Armenia se ríe y dice: Hasta hice lo que tenía que hacer delante de la mesita. Nos reímos con él. La mesita y el inodoro de Armenia hace ya cien años que se encuentran en Siria. Que a pesar de todo se llamen Armenia, es tan solo el recuerdo de los padres, los abuelos y bisabuelos de una patria perdida, y la memoria de los muertos de esa patria que alguna vez fue la suya.
Polonia dice: Si uno tapa el lado derecho de la cara de Pipibert, parece enojado, si uno tapa el lado izquierdo, parece triste. Tapamos la cara de Pipibert. Lado derecho de la cara, lado izquierdo de la cara, derecho, izquierdo, derecho, izquierdo. Enojado, triste, enojado, triste... asombro: ¡es verdad! Yo digo: ¡Muy bien observado, Polonia! Polonia se alegra.
Y Siria ama en secreto a Polonia. Por ejemplo, cuando digo: Miren a la clase, ¿quién falta hoy? Si falta Polonia, Siria dice: Polonia falta. Por más que tampoco Hungría esté. Pero Siria no ama a Hungría, Siria solo tiene ojos para Polonia. A veces Siria se da maña para encajarse entre el respaldo y el asiento, muy hábilmente se desliza por la ranura y grita: ¡Ayuda, señorita, ayuda! Entonces Iraq me ayuda a ayudarle a Siria, a soltar suavemente el nudo que se hizo, a pesar de que Siria le pega en secreto a Iraq en los recreos. Yo digo: ¿Qué pueden decir si alguien los arrima y se les acerca demasiado? Quince manos se levantan: ¡STOPP!

(págs. 53 y s.)

Puedo usar otra hoja, pregunta Kurdistán. Pero por qué, le pregunto yo, está muy bonito lo que has escrito. La letra bonita, pienso, la caligrafía, es adiestramiento, es una exageración es La Cinta Blanca. ¡Voy a dejar de elogiar la caligrafía! Kurdistán dice: Necesito una hoja nueva, mi papá también quiere aprender, y mañana tengo que acompañarlo a una cita. ¿Mañana no vienes? No, contesta Kurdistán, mañana interpreto para él en Asuntos sociales. Vas a faltarnos, digo. La mejilla de Kurdistán comienza a brillar. La mejilla, las mejillas. Las mejillas de Kurdistán se enrojecen y brillan. Los ojos de Ucrania brillan en dos colores diferentes. Voy de mesa en mesa con Ucrania. A cada niño Ucrania lo mira con los ojos bien abiertos. Ucrania apenas habla alemán, por eso Siria e Iraq a veces le hacen burla, pero ojos con dos colores diferentes no tiene nadie excepto Ucrania y David Bowie. Y desde que Bowie murió, solo los tiene Ucrania.(págs. 56 y s.)

Fragmento: Albin

Pero la bárbara nunca querrá tener a alguien como yo. Albin lo escuchó en la radio. Albin escucha la radio cultural. Es la radio de la cual más puede aprender. ¡Y la música! Una mañana, cuando Albin se dirigía a una obra en construcción escuchando la radio, habló un invitado, y ahí lo escuchó: que la mayoría de los hombres no tienen ningún problema con que su pareja se encuentre por debajo de ellos, y que la mayoría de las mujeres buscan una pareja que esté por encima de ellos. Albin no está por encima de nadie. Nadie, piensa Albin, nadie me está buscando, pero yo estaría bastante a gusto conmigo. Creo que en gran parte soy una buena persona. Al menos Albin se esfuerza por serlo. ¿Kasimir? Kasimir está al lado de la taza de café vacía e intenta pillar los papelitos que Albin había empezado a romper. Qué rápido que puede usar su pico un pájaro de estos. Toma papel tras papel, salta hacia el tomate, lo envuelve en un vestido de papel blanco, regresa saltando, vuelve a empezar. Kasimir, ¡pero si quería ir al baño! Kasimir se detiene.
Los nuevos libros ilustrados se amontonan en el vestíbulo. Todos de internet. Estado: usado - muy bueno. O: usado - bueno. O: usado - sin tapa. En la mesita de luz se ve a René Magritte. Magritte pintaba como si fuera posible salirse del mundo en cualquier momento. Todavía estoy trabajando en ello. Lavadita de cara. A ponerse los zapatos. Te dejo la ventana abierta. ¡Gracias! No hay de qué. Delante de la puerta, el felpudo, a la espera de un hechizo mágico. Si no lo tuviera a Kasimir... Kasimir lo anima a Albin. También hoy volveré.... Y en casa de la bárbara el tendedero sigue en el balcón.

(pág. 170)

© 2018 Kremayr & Scheriau, Viena
© de la traducción, Helga Lion, 2019

>> Incentives

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Link zur Druckansicht
Veranstaltungen
Super LeseClub mit Diana Köhle & David Samhaber

Mo, 09.12.2019, 18.30-20.30 Uhr Leseclub für Leser/innen von 15 bis 22 Jahren Du willst dich mit...

„Joseph Roth und die Bilder“

Di, 10.12.2019, 19.00 Uhr Vorträge Joseph Roths (1894–1939) Erzählungen und Romane haben viele...

Ausstellung
KEINE | ANGST vor der Angst

27.11.2019 bis 31.03.2020 Anlässlich des diesjährigen Internationalen Literaturfestivals Erich...

"Der erste Satz – Das ganze Buch"

Sechzig erste Sätze Ein Projekt von Margit Schreiner 24.06.2019 bis 28.05.2020 Nach Margret...

Tipp
OUT NOW: flugschrift Nr. 29 von Emily Carroll

Die Graphik-Novellistin und Künstlerin Emily Carroll wurde im Rahmen der Erich-Fried-Tage 2019...