Angela Lehner: Vater unser.

de     en     fr     es   

Padrenuestro.
Novela.
Hanser Berlin, 2019.
288 p.; Euro 22,70.
ISBN 978-3-446-26259-1.

Angela Lehner

Fragmento

«Eva siempre miente». Esta frase acompaña a Eva Gruber a lo largo de toda su vida. Le miente al doctor Korb, su psiquiatra; miente cuando dice que se sabe de memoria el padrenuestro, y miente sobre la verdadera razón por la cual fue ingresada a la clínica psiquiátrica. En el transcurso de la novela se hace cada vez más evidente que son varias las cosas que no cuajan en la vida de Eva. Se van acumulando problemas de comportamiento, que se presentan de forma lacónica, ya casi cínica, en todo caso nunca en tono sentimental o quejoso. Porque Eva, por sobre todas las cosas, está furiosa.
En el OWS –así se designa en la jerga al hospital psiquiátrico Otto-Wagner-Spital– se encuentra de casualidad con su hermano Bernhard, que ha dejado de comer. De a poco va saliendo a la luz la constelación familiar complicada desde el punto de vista de Eva: la madre, una bruja malvada que acapara por completo al hermano indefenso; el padre, aislado del resto, con quien Eva tiene un vínculo afectivo fuerte, pero que, en un momento dado, abandona la familia.
Cada vez la asaltan más recuerdos, pero no se puede confiar en los recuerdos de Eva. Su versión de lo sucedido rara vez coincide con la versión de las personas que la rodean. En su percepción, se entretejen el pasado y el presente, las imágenes de entonces se superponen con las de hoy y viceversa, ocultando así aquello que Eva no es capaz de soportar. El entrelazamiento del presente con la memoria hace que en muchos casos el lector/la lectora solo pueda intuir los acontecimientos.
Pero Eva sabe defenderse, y no sólo a través de falsos recuerdos. Es agresiva, peleadora. Su furia trae aparejada chistes lapidarios surgidos de la gracia del momento. Pronto no caben dudas de que este cinismo sereno y un tanto insolente es una estrategia más para volver tolerable su entorno y sus recuerdos, y también probablemente para tolerarse a sí misma. En su impactante primera novela, Angela Lehner logra otorgarle una nueva voz muy expresiva, que nunca resulta forzada, al viejo y ya desgastado motivo de la familia disfuncional.
Hasta el final queda abierto cuál es el problema. Queda abierto qué es real y qué no, qué se recuerda correctamente y qué no. Y cuando salen a la luz los recuerdos verdaderos, ya es demasiado tarde, y Eva no es la única víctima.

Versión abreviada de la reseña de Johanna Lenhart del 1° de abril de 2019,
traducida por Helga Lion.

>> Incentives